fbpx

Blog

¿Las deudas de mi pareja son también mis deudas?

Claudia y Julián son una pareja de esposos, que llevan más de 20 años de casados y han dedicado su vida a la docencia universitaria. Hace 6 años, Julián solicitó un crédito para pagar su doctorado fuera del país, que debería empezar a pagar una vez lo concluyera. Desde hace dos años, Julián volvió a Colombia y empezó a pagar las cuotas del crédito, hasta que hace un par de meses se quedó sin empleo. Esta situación llevó a la pareja a una crisis, por lo que estaban discutiendo todo el tiempo, por cualquier cosa que sucediera. Hace una semana, en un ataque de ira, Julián dijo que iba a dejar tirado todo, que no iba a pagar nada, y que no le importaba qué sucediera, porque Claudia al ser su esposa tendría que hacerse cargo de la deuda.

Preocupada y desesperada, Claudia nos consultó si ella debía hacerse cargo de dicha deuda. El día en que hablamos estaba resignada a que tendría que pagar la deuda de su esposo. Para ella, las posibilidades que le quedaban era vender su carro y la finca que le había heredado su papá. Solo podía llorar mientras nos contaba su historia.

Realmente fue gratificante ver su cara de alivio al saber que a ella no le correspondía pagar un solo peso del crédito, sino que, al contrario, debía ser compensada por el dinero que Julián había pagado, y que pertenecía a ambos. Luego de haber aclarado sus dudas, iniciamos un plan de conversaciones con Julián, de tal modo que a los tres meses ya habíamos tramitado su divorcio ante un Notario en Bogotá.

¿Está viviendo una situación similar? Contáctenos

ABOGADOS EXPERTOS te indicarán cual es el camino a seguir. 

Contacto Inicio